Etiquetas

, ,

Los días cinco y seis de marzo se celebrará en el European University Institute de Florencia el tercer encuentro de la red Premodern Diplomats, titulado: Diplomats and Diplomacy in the Early Modern World.

Mi intervención se titula: Between discourses and practices: Imperial Ambassadresses in Madrid (1650-1700) y en ella voy a contrastar discursos y prácticas relativos a las esposas de los embajadores en el siglo XVII. Para ello he elegido dos de los manuales de embajadores más importantes de la época: El Embaxador del conde de Roca (1620) y Advertencias para Reyes, Príncipes y Embajadores de don Cristóbal de Benavente y Benavides (1643) en los que se hacía alusión a las mujeres y la diplomacia y, concretamente, a las embajadoras o esposas de embajadores. Estos discursos se pondrán en relación con las prácticas de mujeres concretas: dos de las embajadoras del Imperio en la corte de Madrid en la segunda mitad del siglo XVII, la condesa de Pötting y su sucesora la condesa de Harrach.
Este enfoque microsocial es esencial para descubrir las prácticas de estas dos mujeres, cuyos movimientos se pueden analizar en fuentes directas (las cartas que enviaban a sus esposos) e indirectas: los diarios que redactaron sus maridos durante sus embajadas en la corte de Madrid. El contraste entre discursos y prácticas presenta sorpresas: a veces se complementan y otras se contradicen. En ocasiones las prácticas revelan más que los discursos (temas políticos) o viceversa: los discursos nos informan de aspectos que las prácticas apenas perfilan (como los asuntos ceremoniales señalados en los tratados de Wicquefort, Caraffa y Moser).
Un adecuado contraste de los discursos y las prácticas puede acercarnos al concepto de “embajadora” en el barroco y ayudarnos a respoder la pregunta: ¿Qué significaba “ser embajadora” en el siglo XVII?